Dra. Alia Esquivel Salmán - Psicóloga


 


 

 

Los trastornos del sueño son perturbaciones que pueden afectar a niños,

adolescentes y adultos, en su funcionamiento físico, mental y

emocional de su vida cotidiana.

 

_________________________________________________________________________________

 

 

Las alteraciones del sueño consisten en problemas para conciliar

el sueño, para permanecer despierto, dormir demasiado, quedarse dormido

en momentos y lugares no apropiados, o bien la presencia de conductas inusuales

que interrumpen constantemente el sueño.

 

 

Se conocen más de cien modalidades de trastornos del sueño.

En el consultorio nos basamos en la Clasificación Internacional de los

Trastornos del Sueño, que organiza las perturbaciones en tres categorías:

 

Disomnias, parasomnias y trastornos asociados con procesos médicos o psiquiátricos.

 

 

 

Disomnias

 

Son las dificultades para iniciar, mantener o suspender oportunamente el sueño.

Se dividen en trastornos internos, externos y del ritmo circadiano.

 

Los trastornos internos son el insomnio, la hipersomnia, la narcolepsia, la apnea y el mioclonus.

 

 Enseguida explico brevemente cada uno de ellos.

 

El insomnio es la falta de sueño a la hora de dormir.

 

La hipersomnia es la necesidad de dormir muchas horas al día.

 

La narcolepsia consiste en ataques súbitos de sueño a cualquier hora y en cualquier lugar.

Puede presentarse con una inhibición súbita de neuronas, provocando

a la persona caer repentinamente.

 

La apnea se caracteriza por episodios de obstrucción en vías respiratorias.

Son ronquidos con intervalos de silencio y ahogo hasta por 30 segundos.

 

El mioclonus consiste en espasmos musculares que pueden perturbar el descanso.

 

 

 

 

Los trastornos externos se refieren a las condiciones

ambientales que impiden conciliar el sueño como

alergias, ingestión nocturna o inadaptación.

 

También puede tratarse de efectos secundarios por el

consumo de inhibidores del sueño como café o fármacos.

 

 

 

El ritmo circadiano es el reloj interno de cada persona.

Este ritmo puede alterarse por una descompensación horaria.

El efecto que se sufre al viajar por grandes distancias, conocido como "jet lag",

es un desequilibrio por el cambio de zona horaria. Quien trabaja de noche o

cambia de turnos, también sufre éstos desajustes.

 

 

 

 

 

 

Parasomnias

 

Se trata de una serie de conductas que interrumpen el sueño.

Son trastornos del despertar, de la transición sueño-vigilia o de asociación.

 

 

Las perturbaciones del despertar son el sonambulismo, los terrores

nocturnos o los despertares con confusión.

 

 

Los trastornos por la transición sueño-vigilia son el hablar nocturno,

los movimientos rítmicos y los calambres.

 

 

 

Los problemas por asociación pueden ser las pesadillas,

el bruxismo (rechinar los dientes), la incontinencia

o la distonía paroxística (movimientos bruscos).

 

En la mayoría de los casos estos eventos están asociados al síndrome de estrés postraumático.

 

 

 

 

 

 

 

 

Trastornos asociados con otros problemas

 

Es frecuente que otras enfermedades repercutan en la conducta del sueño.

Padecimientos como depresión, epilepsias, cefaleas, asma, hipertiroidismo,

Parkinson etc., pueden impactar en los hábitos de sueño.

 

 

______________________________________________________________________________

 

 

 

 

 

 

 

Trastornos del sueño más frecuentes

 

 

Insomnio

 

El insomnio incluye dificultades para conciliar el sueño, permanecer dormido

o despertarse en la madrugada con frecuencia, provocando que la

persona vea disminuida su capacidad durante el día.

 

 

El insomnio es la queja del sueño más común. Sin embargo, para diagnosticar el insomnio no basta con cuantificar las horas que se duermen al día, ya que las necesidades varían en cada persona. Para definir el insomnio como tal, se requiere de una evaluación profesional que permita indagar el efecto reparador y la capacidad que tiene el paciente para estar alerta al día siguiente.

 

 

El insomnio puede ser originado por diferentes causas. Puede estar asociado con el estrés, ansiedad, diabetes, etc. Puede ser una reacción a la suspensión de ansiolíticos, sedantes, tabaco, etc. Otro factor puede ser el empleo de ciertos medicamentos o estimulantes como la cafeína, el té o los refrescos de cola. Otras causas podrían ser que el ambiente para dormir sea inapropiado, que se abuse de siestas durante el día o que exista un condicionamiento negativo para dormir.

 

 

 

 

 

 
 
Hipersomnia

 

Se caracteriza por la necesidad de dormir muchas horas al día,

interfiriendo en las actividades cotidianas.

 

La causa puede ser psicológica, por la supresión del alcohol

o de otras drogas, por algún padecimiento médico o

por un trastorno mental.

 

 

Algunas personas necesitan menos o más horas de sueño que otras, por ello,

el diagnóstico se basa en las necesidades individuales.

 

 

 

______________________________________________________________________________________________

 

 

 

 

Psicoterapia

 

Para elaborar el diagnóstico de un trastorno del sueño, la psicóloga valora los

patrones cotidianos de la persona, el uso de medicamentos, alcohol o drogas,

el grado de estrés psicológico, la historia clínica y el nivel de actividad física.

 

 

Ante todo, es necesario examinar el motivo de consulta, pues no siempre éste

corresponde al verdadero problema. Es decir, la queja de insomnio puede ser en

realidad un problema de ansiedad. El dormir mucho puede ser por una depresión.

 

Dependiendo del diagnóstico, podrá recomendarse al paciente un examen médico o psiquiátrico.

En los casos que requieren de una confirmación, por ejemplo ante la sospecha de una

narcolepsia, se sugiere un estudio con polisomnografía, que consiste en el registro

de los parámetros electrofisiológicos que definen los estados de sueño

y de vigilia del paciente.

 

El tratamiento se basa en la causa de la alteración y en el nivel de gravedad.

Si la causa es el estrés emocional o una depresión, el tratamiento puede

 ir enfocado directamente a aliviar ese estrés o esa depresión.

 

El modelo que utilizo para tratar los problemas del sueño es el cognitivo conductual.

Durante el proceso terapéutico, el paciente aprende técnicas para disminuir

la ansiedad, métodos para procurar la higiene del sueño y el ejercicio del

control de los estímulos, entre otras cosas.

 

Muchos trastornos no requieren fármacos. Cuando se determina que es

necesario el uso de medicamentos, éstos tienen que ser prescritos por un especialista,

debido a que existen serias contraindicaciones para tomar sedantes, antidepresivos o ansiolíticos.

 

Por favor no se automedique.

 

Si considera que algún trastorno del sueño puede afectar o está afectando

su funcionamiento, pida ayuda profesional.

 

 
¡Contáctanos! Estamos para ayudarte

 

 

© 2017 Dra. Alia Esquivel Salmán - Psicóloga

991590